Cosméticos sostenibles: la elección correcta para el medio ambiente

Los cosméticos sostenibles son cada vez más populares. Pero, ¿qué se entiende exactamente por cosmética sostenible y por qué deberíamos utilizarla más?

¿Por qué la cosmética sostenible?

¿Sabía que nuestra piel entra en contacto con hasta 60 sustancias químicas diferentes cada día? Además, millones de toneladas de plástico acaban cada día en nuestro ciclo del agua debido a los llamados microplásticos. Aunque los productos cosméticos están sujetos a la protección del medio ambiente y de los animales, desgraciadamente todavía hay muchos ingredientes que son perjudiciales para el ser humano y la naturaleza. La producción de cosméticos también supone una enorme carga para nuestro planeta: una gran parte de la producción sigue teniendo lugar en países donde la normativa medioambiental es laxa. Por eso, a la hora de elegir nuestros productos de belleza, debemos prestar atención a algo más que al precio o al diseño. En su lugar, vale la pena mirar más de cerca y buscar específicamente marcas sostenibles. Porque es la única manera de garantizar que nuestra rutina de belleza sea respetuosa con el medio ambiente.

Los mejores aceites vegetales para el cuidado facial

Los aceites vegetales son una gran parte de cualquier rutina de cuidado facial sostenible. Son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes y ayudan a hidratar, nutrir y reparar la piel. Hay muchos tipos de aceites vegetales, pero algunos son mejores que otros para el cuidado facial. Aceite de jojoba: El aceite de jojoba es uno de los aceites vegetales más populares para el cuidado facial. Es ligero y se absorbe rápidamente en la piel sin apelmazarla. El aceite de jojoba también es rico en vitamina E y contiene más ácido linoleico que cualquier otro aceite vegetal. Por ello, es ideal para las pieles sensibles o secas. Aceite de argán: El aceite de argán es otro aceite vegetal ligero que se absorbe rápidamente en la piel. Es rico en vitamina E y en ácido linoleico y también contiene otros nutrientes, como los ácidos grasos omega-3. El aceite de argán ayuda a calmar y reparar la piel, por lo que es ideal para las pieles sensibles o irritadas. Aceite de coco: El aceite de coco es un aceite vegetal muy popular para el cuidado facial, ya que es muy hidratante. Contiene ácido láurico, que es antibacteriano y protege la piel de los daños. El aceite de coco también es rico en vitamina E y puede ayudar a mejorar la elasticidad de la piel.

¿Dónde puedo encontrar cosméticos sostenibles?

Los cosméticos sostenibles se han hecho cada vez más populares en los últimos años. Mucha gente quiere comprar productos que no sólo sean buenos para ellos, sino también para el medio ambiente. Ahora hay muchos lugares donde se puede encontrar cosmética sostenible. Algunas de ellas son: Las tiendas de alimentos saludables y las tiendas ecológicas son una buena opción si busca cosméticos sostenibles, ya que suelen ofrecer únicamente productos que se han producido de forma natural y respetuosa con el medio ambiente. Las tiendas de cosmética natural suelen tener una selección algo menor, pero las asesoras suelen estar muy bien informadas y pueden ayudarte a encontrar el producto adecuado. Las tiendas online suelen ofrecer una selección de cosméticos sostenibles aún mayor que las tiendas de alimentos saludables o las tiendas ecológicas. Sin embargo, hay que asegurarse de que los productos han sido realmente producidos de forma natural y respetuosa con el medio ambiente. Una buena forma de averiguarlo es comprobar los ingredientes o preguntar al fabricante.

Fabricantes de confianza

En la actualidad existe una amplia gama de fabricantes que ofrecen cosméticos sostenibles. Pero, ¿cuál es el mejor? Uno de los mejores fabricantes de cosmética sostenible es LUSH. LUSH sólo utiliza ingredientes frescos y naturales y es meticuloso a la hora de producir la menor cantidad de residuos posible. Además, los productos de LUSH son veganos y no se prueban en animales. Otro gran fabricante de cosméticos sostenibles es el Dr. Hauschka. El Dr. Hauschka utiliza ingredientes puramente vegetales en la producción de cosméticos naturales y se asegura de que todos los productos estén libres de aditivos sintéticos o conservantes. Dr. Hauschka es también una empresa que ofrece cosméticos veganos y sin animales. Weleda también es una empresa muy conocida en el ámbito de la cosmética natural. Los productos de Weleda son naturales, auténticos y actúan con suavidad y eficacia al mismo tiempo. Weleda también es una empresa vegana que se centra en productos sin animales.

Conclusión

Los cosméticos sostenibles son una forma estupenda de proteger el medio ambiente y hacer algo bueno por nuestra piel al mismo tiempo. No sólo los propios productos son biodegradables o reciclables, sino también los envases. Es una forma sencilla de ayudar a reducir los residuos y proteger el medio ambiente. Pero no sólo se protege el medio ambiente comprando cosméticos sostenibles, nuestra piel también se beneficia. Porque estos productos no contienen ninguna sustancia química perjudicial para el medio ambiente y, por tanto, son mucho más compatibles con la piel que los productos convencionales. Al mismo tiempo, nuestros poros están menos estresados y pueden respirar mejor. En definitiva, comprar cosméticos sostenibles es una situación en la que todos ganan.